Asignaturas en los A-Levels en el Sistema Educativo Británico y decisiones previas a la Universidad. Entrevista al joven Daniel Coleman (2ª parte)

by | Apr 5, 2017 | EDUCATION, INTERVIEWS, SISTEMA EDUCATIVO BRITÁNICO | 0 comments

En mi post anterior, te presenté la primera parte de la entrevista que le realicé a Daniel Coleman (en la foto de pié – 2º por la drcha.), en la que hablamos detenidamente sobre el Sistema Educativo Británico (por si no la viste, puedes leer la 1ª parte aquí).
En esta segunda parte, nos adentramos más en el día a día de las clases, en la organización de horarios por cada asignatura;  y lo que me cuenta Daniel es realmente esclarecedor: hay cosas que “mola” estudiar en el Reino Unido y otras que “no molan” tanto…

Vamos a hablar de ello:

DC: Como decía, a mí no me gusta el Sistema Educativo Británico, pero sí que hay que tener en cuenta que es bastante justo. Tienen el nivel Foundation y Higher, con el examen de Matemáticas que era muy fácil. No me importa que pongan nivel para eso, para facilitar a la gente.

Si hay gente a la que se le da bien, entonces va a tener un Higher, si hay gente a la que no le gusta o no quiere saber nada de ello, va a tener Foundation y ya está: siguen con su vida. Eso lo veo muy, muy bueno.

MG:  Eso de diferenciar por niveles puede parecer positivo, pero es complicado hacerlo, ¿no? En la misma escuela tienes que tener muchos grupos.

 DC:  Ten en cuenta que las escuelas son grandes allí. Por ejemplo, en la ESO éramos un grupo muy grande, unas 9 clases diferentes con 30 alumnos en cada una y en mi clase de Matemáticas, en Higher, éramos 41 en la clase.

Como profesora me impresiona mucho pensar en el jaleo que representa tener tantos alumnos por clase. Y crece mi interés por saber cómo puede llevarse adelante la organización diaria de los estudiantes.

MG:  Las escuelas son más grandes, pero 30 alumnos por clase es muchísimo. Entonces ¿cómo se divide entre Higher y Foundation?

DC:  Puede que haya más gente en Higher que en Foundation. Están separadas. Hay como 3 clases de Foundation y 4 clases de Higher, o menos, o más, depende.

Y no es como en España, que es igual cada semana. Allí tenemos horario distinto cada dos semanas: semana A y semana B, para variar un poco y dedicar más tiempo a una asignatura y a otra.

En semana A hacemos unas asignaturas y en semana B hacemos otras, o hacemos menos asignaturas que en la otra. Por ejemplo, en semana A hacemos 5 horas de Lengua, pero 3 horas de Matemáticas y luego en semana B, al revés.

Y en la ESO, me acuerdo que yo era Section Y y había otra  Section X. En Section Y hacíamos esa semana 5 horas de Lengua, 3 de Matemáticas, pero en ese mismo curso había otra sección que hacían a la inversa en esa misma semana. Para ellos, la semana A era diferente a la mía.

Entonces si yo preguntaba a una persona Set X si tenía Matemáticas a esa hora, si no sabía que era del Set X, “¿Tenemos Matemáticas ahora?” “No, yo tengo Lengua porque soy del otro Set” Era muy gracioso eso.

Y luego tenías los alumnos de Drama, o Teatro, o Música. Como te dije era por columnas, o sea, que si teníamos Teatro, otras personas tenían Música o Arte, porque era la misma columna. Si luego teníamos Ciencias, había gente que hacía Biología, yo hacía Química y otras hacían Física.

Tú sabías qué asignaturas o qué columnas hacía cada persona en ese Set Y. Pero en el X ya es otra historia. Es todo al revés.

MG:  Son 5 asignaturas de especialidad en Bachillerato, ¿Es así?

DC: Por lo general se hacen 4 el primer año de los A-Levels y luego 3 en el segundo. Hay gente que hace 5 el primer año y luego 4 en el segundo, pero es mucho. Son gente que creo que van a Oxford o a Cambridge, o que son muy buenos.

DC: Eso es lo malo de este sistema británico. Aquí en España tienes la columna Científica, la de Letras y otra más. Es decir, que tienes asignaturas obligatorias, más las de la columna que has elegido. Y eso te abre muchas puertas.

Por otro lado, en Gran Bretaña no. Yo sólo he hecho Español, Francés y Sociología. No me dejarían hacer Ciencias o Matemáticas.


Pienso en lo dificil que es la toma de decisiones para todos, jóvenes y adultos, en todos los órdenes de la vida. Me pregunto: ¿Existe una vocación predeterminada? ¿Ejerce presión la tradición familiar en este tipo de decisiones? ¿Y si la elección luego resulta que no es la correcta? De todo esto seguimos hablando con Daniel:

MG:  O sea que la elección se hace antes. No con 16 años sino antes incluso ¿no?

DC: Claro, tienes que elegir antes, para saber la nota que quieres sacar, exacto. Eso es lo malo, porque ten en cuenta que un chaval o una chavala de 16 años no puede decidir, la verdad, lo que quiere hacer de su vida en ese mismo año.

Fíjate que yo hace 2 años estaba para Contabilidad y Francés. Yo dije “mejor Idiomas”, luego cambié “no, mejor Criminología”, luego dije “no, no, no, mejor Idiomas otra vez”. La decisión de uno puede cambiar.

Es en Bachillerato cuando tienes ya que saber. Durante GCSE sí y no, porque hay muchas opciones, al fin y al cabo. Pero es en A-levels donde vas a elegir solo 4 asignaturas que vas a hacer durante los siguientes 2 años y eso es lo que decide tu vida, tu futuro en la Universidad.

grafico A-levels. Elección de asignaturas de DC

Elección de asignaturas de Daniel y certificados obtenidos

Hay uno que ha pensado de manera estratégica: él ha hecho Historia, entonces tiene una asignatura de Humanidades (esto en A-levels). Luego ha hecho Química para tener una Científica, Matemáticas e Inglés. O sea, tiene puertas abiertas, porque con Historia puedes hacer carreras de Humanidades, puedes hacer Historia, puedes hacer Religión e Inglés también, porque eso significa que eres bueno en Inglés y que puedes hacer buenas redacciones. Puedes hacer Política, porque en Historia has estudiado Política Histórica con los nazis, o en América o en Gran Bretaña.

Con Matemáticas puedes hacer Matemáticas, Contabilidad (porque para ello te piden matemáticas), puedes hacer Ciencias empresariales, en general. Con Ciencias, puedes hacer Química, puedes hacer Bioquímica.

Claro, él ha pensado en hacer un poquito de todo para que tenga diferentes salidas.

Yo por otro lado, sólo tenía Francés o Español. Sociología era una asignatura mitad Humanidades y mitad Científica. En vez de Sociología, si quería hacer los cambios desde Sociología podían ser a Política, o podía hacer Inglés, Religión, Psicología.

“Podría”, pero he decidido antes acerca de ello porque no es divertido. “No mola”…


¡Guaau! “No mola”: Daniel es contundente con lo que le gusta y lo que no. Se  nota un joven decidido y con las ideas claras:

DC: Yo soy una persona a la que le encantan los idiomas y he visto muchas diferencias en cuanto a enseñanza de idiomas en España y en Gran Bretaña, en la escuela y en la Universidad.

Aquí en España (y es verdad) todo es teórico. Me acuerdo que tenías que estudiarte la gramática y eran listas infinitas de vocabulario, que tenías que aprenderlas, sí o sí y ya está. No me acuerdo antes haber hecho un examen oral, la verdad y si lo he hecho, no cuenta para mucho en la nota final.

Entonces sólo era eso, pero en Gran Bretaña (y ése era el shock para mí) el método era muy diferente en Idiomas. Era muchísimo más práctico porque si bien tenía miedo de hablar en francés, el primer año allí, sin problemas, yo me expresaba. Daba igual si cometía fallos o no, yo lo hacía y al final, con práctica, comprobé que se podía, porque al final es lo que quieren: que te expreses de forma oral y también en el writing.

Yo nunca había escrito una redacción en francés y ahora te puedo escribir una, si te apetece, sin problemas sobre medio ambiente o sobre el racismo en Francia, por ejemplo.

Eso era lo bueno y en las universidades (obviamente yo todavía no estoy en la universidad) pero conozco gente aquí en España que estudia un idioma en la universidad y que me han dicho que te ponen en clases muy grandes y que es lo mismo que en una escuela. Yo les dije “eso no está bien” porque en la universidad en Gran Bretaña están muchísimo mejor.

Otra vez: tienen el sistema de que te ponen en una clase pequeña para aprender a hablar en francés, a comunicarse en francés, otra de Literatura francesa, otra de Interpretación o de Traducción que ésa es todavía más específica. Otra de estudios empresariales en francés, o en japonés, o en chino, o en ruso.

Ahí está muy bien especializado, muy bien. Bastante flexible más que nada. Si yo tuviese que elegir un sitio para aprender idiomas sin duda, Gran Bretaña. Eso sin duda.

MG: cuando dices “flexible”, quieres decir más adaptado a lo que a ti te gusta o a la carrera que tú quieres hacer…

 DC:  Lo bueno en Gran Bretaña, en cualquier universidad, es que tienen un sistema en la asignatura que, si vas a hacer por ejemplo francés (solo Francés como carrera) puedes estudiar eso: Estudios empresariales en francés o Marketing en francés o Derecho en francés, que la hay, Psicología en francés. Es muy interesante. En mi Universidad  (la verdad no me acuerdo todo lo que tenían) pero sé que tenían Estudios empresariales en francés y japonés, ya que voy a estudiar los dos allí.

Es el momento de adentrarnos en su visión del gap year, un recurso del que muchos estudiantes hacen uso (incluso Daniel) y sobre lo que hemos hablado extensamente. Aunque eso te lo contaremos la próxima semana, en la última parte de esta interesante entrevista.

 

Me llamo Menchu

Escribo sobre experiencias de trabajo y vida en Reino Unido. La newsletter de From Lost to the Támesis es gratis y en ella comparto mucho más de lo que ves aquí en la web. ¡Únete ahora! Me gustaría conocerte ♥ 

You have Successfully Subscribed!

%d bloggers like this: