Aunque parezca contradictorio, estar en Londres me hace no tener tiempo de estudiar inglés. Desde luego que sirve el entorno, pero me refiero a estudiar a conciencia: revisar vocabulario, gramática, o hablar con alguien que esté dispuesto a tener paciencia y a corregir de vez en cuando errores.

Para practicar inglés, que es lo mismo ahora para mi que estar en el mundo, hay que quedar con gente de aquí. Echarse un noviete y hacer amigos sería lo mejor, pero tampoco he tenido muchas oportunidades. Conocí a Max en Idea Library a los cinco meses de llegar a Londres, y es con el que puedo decir que desde entonces he mantenido una amistad. También me encontré a un profe de inglés en un Starbucks, Perry, con el que se me hace difícil quedar por falta de tiempo. Tuvimos una época en que hacíamos intercambio semanal, pero cada vez fue a menos.

¿Entonces cómo estudiar?

 

Sin mucho dinero y sin moverte de casa

Daniel, un amigo que vive en Galicia, fue el primero en darme la idea: su profe daba clases por teléfono. Y ¿por qué no Skype?. Le pregunté. Da igual que estés en España, en UK o en el último lugar del mundo si tienes una buena línea casi gratis. Así empezaron mis clases con Denise.

Es estupendo tener a alguien con quien hablar una o dos veces por semana sin moverse de casa. Sobre todo si te ahorras el viaje (en tiempo y dinero) en una ciudad como Londres. Las sesiones de Skype de media hora son suficiente. En relación al estudio del inglés, es lo único en lo que he persistido durante algo más de un año. Denise me ha dicho que he progresado mucho, aunque a mi me resulta difícil medirlo más allá de decir que estoy encantada.

Aprovecho ahora para reflexionar sobre el método que hemos usado y compartirlo.

 

¿Cómo hacer una clase por Skype?

A estas alturas creo que casi todos conocemos Skype o similar para hacer llamadas gratis. Al menos, si piensas en emigrar o hacerte extranjero es una aplicación imprescindible. En el caso de mis clases no ha sido necesario poner el video para verse las caras. Desde el principio, Denise pensó que fuese como una conversación por teléfono, que es donde casi siempre nos encontramos más dificultades.

Aquí están algunas de las cosas que hemos hecho:

 

1 Leer en voz alta artículos de periódico

Empezar leyendo artículos de periódico puede ser una buena idea. Te da más seguridad cuando todavía no tienes confianza. Los apuntes que tomaba y algunos artículos que hemos leído los puse inicialmente en el blog, cuando pensaba que mi blog iba a ser solamente una ventana para compartir apuntes de inglés. Algunos de ellos los puedes ver aquí con comentarios.

Con esta práctica, además de adquirir fluidez para hablar, aprendes vocabulario y corriges la pronunciación. Casi no hace falta decir que lo que más he revisado han sido los phrasal verbs, por aquello de que aparecen por todos sitios.

 

2 Conversación con frases idiomáticas

Practicamos algunos frases idiomáticas que pueden surgir en conversaciones. Un total de diez grupos que puedes encontrar en reading with Denise – idiomatic phrases: cambiarse de casa, comprar un coche o una casa, discusiones con gente, enfermedades, aprendizaje de cosas nuevas, ver crecer a un hijo, temas de familia, nuevos inventos, promoción en el trabajo, amistad.

Y esto da para mucho. Hemos puesto diez temas, pero en realidad podrían ser muchísimos más.
3 Opiniones sobre temas de actualidad
Denise a veces empieza haciéndome alguna pregunta: ¿qué opinas del nuevo Rey? ¿qué aplicaciones usas para el móvil?.

En la sesión de ayer fue: ¿where do you thing you belong to?

Que es casi como decirme: habla de lo quieras. ¿A dónde perteneces? A mi este tema me da para más de una sesión. Porque ya hemos dicho que es media hora y a veces es mejor quedarse con ganas de continuar. ¿no?. Casi nunca se vuelve a retomar el tema por obligación.
4 Tema libre
Tu mismo propones de lo que quieres hablar. O simplemente te pones a ello. El dejar rienda suelta y hablar sin tener un lesson plan rígido tiene muchas ventajas. Es como ponerse en un diván. Al final, hablarás de las cosas que te preocupan o a las que te estás enfrentando en ese momento. Por tanto, es muy práctico. No hay frases hechas, ni un libro. El mapa es tu propio día a día.
Y como resumen, es evidente que lo que hacemos es “hablar”, pero de las cuatro técnicas para aprender un idioma: listening, reading, speaking and writing practicamos las tres primeras.

Let’s improve our communications skills!

 

Me llamo Menchu

Escribo sobre experiencias de trabajo y vida en Reino Unido. La newsletter de From Lost to the Támesis es gratis y en ella comparto mucho más de lo que ves aquí en la web. ¡Únete ahora! Me gustaría conocerte ♥ 

You have Successfully Subscribed!

%d bloggers like this: