How to blog in two languages

Casi desde el nacimiento de From Lost to the Támesis me he encontrado con el dilema de cómo organizar las entradas para una audiencia bilingüe (inglés, español). Entendiendo bilingüe por el uso de varios idiomas, que además parece que puede resultar estratégico e incrementa la audiencia. Ya el mismo nombre del blog propone esta idea. He elegido algunas opciones, pero aquí me gustaría dejar las propuestas para comentar y recibir vuestras opiniones.

 

1. Uso de plugins en el blog

La actual solución para el uso de entradas traducidas en varios idiomas en un mismo blog es por medio de plugins (por la que se opta la mayoría de las veces).

 

Hay un tipo de plugins muy conocidos, es el caso de las típicas banderitas que encontramos en muchos blogs. De este tipo es Global Translator,un plugin libre y open source de WordPress que traduce de forma automática el blog y está disponible en 48 idiomas. Los lectores lo pueden encontrar útil para tener una idea de los contenidos, pero por supuesto no dejan de ser traducciones automáticas que pueden resultar solamente algo fiables.

 

Otro tipo de plugins permiten la creación de un diccionario de palabras por parte del autor. Este Diccionario de Términos y Definiciones es el caso que se usa en este blog. Especialmente en lo relacionado con las páginas de British History.

 

Pero en general, personalmente no soy muy partidaria del uso de muchos plugins salvo que sea necesario. Es sabido que, cuando se usan éstos, las actualizaciones de WordPress no son como se espera y puede haber problemas.

 

La solución definitiva sería que el núcleo o “core” de WordPress soportara realmente el multilinguismo, cosa que parece aún lejos.

 

2. Una entrada en un idioma y un resumen en otro idioma

El post How to blog in two languages propone una solución que me parece interesante y factible. Una solución para blogs que pasa por escribir principalmente en un idioma (en mi caso es el español) y poner un breve resumen en inglés dentro del mismo post o entrada. En estos casos se podrá optar por ponerlo al inicio o al final, haciendo uso de otro formato de letra en cualquier caso.

 

Esta solución es interesante cuando se piensa que se puede tener una audiencia propiamente bilingüe.

 

3. Dos entradas: una en un idioma y la otra como traducción

Una solución es el que existan dos entradas diferentes, una que sea la traducción de la otra. Todas las entradas enlazarían por medio de un link al final del post que llevará a su homóloga traducida. Cada entrada tendría sus propia categoría, y sus propios tags en el idioma correspondiente.

Esta solución dará algo más de orden y consistencia, pero será tremendamente costoso el traducir y publicar cada vez. Especialmente si las publicaciones son frecuentes.

 

4. Un entrada en dos idiomas, sólo con algunas frases traducidas

El encontrarse una entrada en la que aparecen dos idiomas puede resultar muy útil, sobre todo si nuestro blog está relacionado con el estudio y la traducción. Actualmente muchas publicaciones de libros y fascículos para estudiar idiomas usan esta opción.

 

Esta es la solución también por la que he optado porque parte de mi blog está relacionado con el estudio y la traducción de inglés. En esta mezcla de idiomas es claramente importante el que haya un guía de estilo. Y habrá que pensar algo para que resulte fácil y agradable la lectura. En mi caso, he optado por poner cada idioma en un color diferente y he añadido una pestaña para que pueda ser pinchada y ver la respuesta.

 

Aquí queda de momento lo que he encontrado útil hasta ahora. Pero todavía tengo muchas más preguntas o cuestiones pendientes que me hacen dudar para seguir una línea más definida.

 

Enjoy!

 

 

Me llamo Menchu

Escribo sobre experiencias de trabajo y vida en Reino Unido. La newsletter de From Lost to the Támesis es gratis y en ella comparto mucho más de lo que ves aquí en la web. ¡Únete ahora! Me gustaría conocerte ♥ 

You have Successfully Subscribed!

%d bloggers like this: