(Guest Post – Entrada invitada de Guillermo Urbina – Traductor e intérprete acreditado)

Guillermo Urbina Valdés es traductor jurado en España e intérprete de los servicios públicos en el Reino Unido. Después de estudiar pedagogía en Estados Unidos, decidió empezar de cero y especializarse en traducción jurídica con un enfoque en derecho comunitario, derecho británico y derecho español. Es aficionado a la fotografía y sus ratos libres se dividen entre viajar por Asturias y revolver los mercadillos de la zona de Greenwich. Vive en Londres desde 2012 y colabora conmigo desde 2013 en From Lost to the Támesis.

Hasta aquí su nota biográfica.

Y ahora añado algo más personal sobre mi traductor favorito aquí. ¡Léelo!.

¡Disfruta de la lectura! y no te olvides de que cada uno tiene su experiencia y desde aquí te animo a que nos cuentes la tuya con la vivienda.



 

 

¿Qué es esta guía?

El objeto de esta guía es dar a conocer los derechos y obligaciones de los inquilinos en Inglaterra y Gales. Hay que tener cuidado. Esto no es España y las leyes de vivienda cambian un mundo. En ciertos aspectos, los derechos del arrendatario son más vulnerables pero, en otros, están más protegidos. La primera parte te ayudará a la hora de buscar piso. Si ya has encontrado uno y tienes problemas con el casero, consulta la segunda parte AQUÍ.

#1 ¿Qué debo tener en cuenta?

Antes de buscar vivienda, lo más aconsejable es asegurarte bien de dónde te estás metiendo y en qué condiciones. Lamentablemente, el Reino Unido está lleno de arrendadores déspotas que sólo se interesan por exprimirte hasta el último penique que puedan y les da igual que vivas como vivas. La situación es aún peor en Londres, donde la precariedad de las viviendas alquiladas a inmigrantes aparece continuamente en las noticias. En el Reino Unido, hay un piso por cada nueve personas que buscan y, desde los años 80, no se construyen suficientes viviendas para cubrir las necesidades de una población en crecimiento. Este exceso de demanda combinado con la escasez de viviendas ha hecho que los precios suban mucho. Ten esto en cuenta antes de buscar.

Lo anterior no significa que no haya viviendas dignas, modernas y en buen estado. Tampoco significa que no haya gente honesta que alquile casas, se comporte correctamente y sea respetuosa con sus arrendatarios. Es decir, hay de todo y, para saber dónde te metes, tienes que saber con quién estás tratando.

#2 ¿Cómo busco?

Dependiendo de tus posibilidades, tienes varias opciones para buscar. Si vienes con unos ahorros considerables y te puedes permitir pagar 6 meses por adelantado más una fianza de mes y medio, o si vienes con un contrato de trabajo desde España y tu sueldo bruto es por lo menos tres veces mayor que el alquiler, lo más aconsejable es acudir a una agencia de alquiler. Puedes buscar en zoopla.co.uk o rightmove.co.uk e ir mirando las zonas que te interesen y contactar con agencias. En general, el este de Londres es más barato que el oeste y las viviendas son más nuevas, más espaciosas y están en mejor estado en el este. También es cierto que, en el este, lo que está mal está muy mal mientras que el oeste es más uniforme. Todo es cosa de mirar un piso que te guste. Ten en cuenta que, si encuentras algo bueno y que se adapte a tu presupuesto, tienes que cogerlo de inmediato (pagando una señal al momento de ver el piso) porque lo más probable es que el agente vaya a enseñarlo a 10 personas más el mismo día. Tampoco te extrañe si te llaman una o dos horas antes de una cita que habías concertado para decirte que alguien más ha cogido el piso. No te des por vencido y sigue buscando. Si bien es cierto que las agencias cobran hasta £300 por este servicio, si lo has hecho tú mismo (siguiendo los pasos de más abajo), esto te resultará hasta barato.

Si el caso anterior no es el tuyo, no te preocupes, la mayoría de los españoles que estamos aquí no vinimos ni con contrato ni con €15 000 para gastar pagando seis meses por adelantado y a muchos, con el tiempo, nos ha ido bien. En este caso, tendrás que decidir cuánto puedes permitirte pagar de alquiler y, en función de esto, te decides entre un estudio, un apartamento, un piso o una habitación en un piso compartido. Después es cuestión de buscar un casero particular. En el caso de querer un estudio, apartamento o piso, puedes utilizar gumtree.com o iamtheagent.co.uk.

Y ahora voy a centrarme en lo más importante: los pisos compartidos porque, lamentablemente, esta es la situación a la que se enfrenta la gran mayoría de los españoles que llegan a este país.

#3 ¿Cómo es compartir piso?

Si alguna vez has compartido piso, sabrás que hay todo un abanico de posibilidades en cuánto a lo que puede significar esta experiencia. En el Reino Unido, y sobre todo en Londres, existen pisos compartidos de todas clases, en todos los estados de conservación, con todo tipo de caseros y con todo tipo de condiciones. Lamentablemente, ésta es la situación en la que nos encontramos con la gran mayoría de los slumlords, un término que suelo traducir yo como “caseros buitres”. Ándate con ojo si estás mirando pisos compartidos.

#4 ¿Qué tengo que mirar?

La siguiente es una lista de cosas que te ayudarán a saber si has encontrado un chollo o una estafa:

 

#1 El piso

Mira el piso con detenimiento, sobre todo las esquinas. Mira el techo, los armarios empotrados y, sobre todo, detrás de la nevera y los radiadores. Estos son los sitios donde se suelen esconder el moho, los peligros de incendio y otras “sorpresillas” como las que ves aquí.

#2 Las facturas

Si lo has mirado todo con detenimiento y te gusta, pregunta por las facturas (cuánto son y a nombre de quién están). Si te dicen que están a nombre de los inquilinos, huye. El casero de mi primer piso me quedó debiendo £80 porque una factura estaba a mi nombre y el de la habitación de al lado marchó. Por esta razón, asegúrate de que el dueño tiene las cosas a su nombre (aunque luego las cobre con el alquiler). Si te dice algo como “cada habitación paga una factura” o “está a nombre de todo el mundo y tenéis que llamar a la compañía eléctrica”, huye, no te merece la pena.

#3 Council tax

Si el casero te dice que hay que pagar el “council tax” directamente al ayuntamiento, huye. Si el piso está alquilado por habitaciones, esto es responsabilidad del casero.

#4 Licencia de ocupación

Si en el sitio que vas a alquilar viven seis o más personas sin parentesco y tiene tres o más plantas, asegúrate de que tenga licencia ocupacional para dicho uso. Entra en la página web de tu “council” (ayuntamiento) correspondiente y mira que la casa en cuestión esté dada de alta en la lista de HMO. Si no lo está, huye o puede que, en casos extremos, te veas obligado a abandonar tu casa (sin tener adónde ir) si el ayuntamiento se entera de la situación y se da cuenta de que existe un peligro de incendio.

#5 Certificado de inspección de gas

Exige un Certificado de Inspección de Gas antes de entrar a una vivienda con gas ciudad. También exige un certificado de eficiencia energética. Estos documentos son un requisito legal a la hora de comenzar un alquiler. Si lo demás está bien y el casero no te da este documento, no te preocupes, puedes seguir con el proceso pero sabiendo que ahora tienes un as bajo la manga el día que quieras recuperar tu fianza.

#6 La firma

El piso está bien, no tiene humedades y el casero lo tiene todo en regla, ¿ahora qué?

Pues ahora es el momento de firmar el contrato. Ten en cuenta que si firmas un contrato de seis meses, estás obligado a quedarte en el piso los seis meses o pagar el alquiler de los seis meses en caso de marchar anticipadamente. Algunos contratos te dejan marchar si pierdes la fianza y das dos meses de aviso al propietario, pero no todos lo hacen. Léelo con detenimiento antes de firmar.

Por ley el contrato debe tener la siguiente información (también puede ser proporcionada en un documento por separado durante los 30 días siguientes a la fecha de suscripción):

– Tipo de alquiler (casi siempre Assured Shorthold).

– Nombre y dirección postal del propietario

– Nombre y datos de la cuenta de protección de fianzas (Deposit Protection Scheme).

Si no tienes esta información, puedes firmar el contrato, ya tienes todas las cartas a tu favor y si tu casero se vuelve buitre, se acordará de mi madre por haber escrito esta guía.

#5 ¿Cómo me protejo?

Nunca pagues el alquiler en metálico. Exige que se haga siempre por transferencia bancaria. Si no puedes negociar esto, que te haga un recibo y que te lo firme TODOS LOS MESES. También puedes descargarte un documento como este y hacer que lo firme. Nunca entregues ni una libra si no es con el papel firmado.

Si quieres más seguridad, puedes verificar que el casero es efectivamente el propietario de la vivienda buscando en landregistry del gobierno y verificando los datos. El informe cuesta £3 pero si te enteras que el casero no es el dueño, la seguridad que te proporciona esta información puede ser enorme.

La ley en el Reino Unido te permite no pagar el alquiler hasta que el dueño te dé su dirección postal por escrito (si no está en el contrato). Hasta que no veas ese documento, no pagues ni una libra. Eso sí, si te la da a los tres meses, tendrás que pagar el alquiler desde el primer día. Guarda el dinero y no lo malgastes.Ten en cuenta que si no tienes su dirección postal, no podrás denunciarlo así que si pagas el alquiler sin recibir esta información, puedes despedirte de la fianza. Si el casero no te da información sobre su dirección postal durante los primeros tres meses, puedes marchar sin pagar ni una libra o llamar a la policía (no proporcionar esta información a un inquilino es delito en el Reino Unido).

En ciertos casos, la ley también te permite dejar de pagar el alquiler si tu casa está en malas condiciones (si se te cae el techo del baño, como me pasó a mí). No tengas miedo de decir al casero que no piensas pagar hasta que haga las reparaciones correspondientes o que piensas llamar a un fontanero o albañil para que haga las reparaciones y las descontarás. En el peor de los casos, te tiene que dar un mínimo de dos meses de aviso para que busques otra cosa. Si tienes problemas, llama al council, que para eso están.

 

 Y ahora tu

Deja tu comentario abajo ¿has tenido vecinos de habitación alguna vez que no has podido soportar? ¿y algún casero que te ha tomado el pelo?

FOTOS: Street art en el East end de Londres, Shoreditch (31 de Julio de 2015)

Me llamo Menchu

Escribo sobre experiencias de trabajo y vida en Reino Unido. La newsletter de From Lost to the Támesis es gratis y en ella comparto mucho más de lo que ves aquí en la web. ¡Únete ahora! Me gustaría conocerte ♥ 

You have Successfully Subscribed!

%d bloggers like this: