A day as a supply teacher

Casi sin saber me encontré siendo una supply teacher. Ahora con más conocimiento de causa, me encuentro con la guía de supervivencia de un supply teacher en TES, qué ojalá hubiese leído antes. Aunque no me hubiese evitado ¡Toda esta experiencia!

 

Desayuno con CityMapper

Son las 6:30am cuando suena el despertador. Tengo 20 minutos para prepararme y esperar una llamada de teléfono. Eso si todo va bien, sino me quedaré compuesta y sin trabajo.

Finalmente el teléfono suena (casi siempre por sorpresa). Gracias a la pantalla de mi móvil HTC smartphone, que me dice Michael – Teaching Personnel, entiendo de quien se trata. Es alguien de la agencia:

– Hi Carmen. How are you?

– Hi Michael.

– Are you available for work today?

– Yes, I am.

 

Aunque escucho atentamente la continuación, no entiendo nada y tampoco hay mucho que decir. A estas horas, ni con el spelling.

– Carmen, I text you the details.

– Good. What time should I be there?

– It’ll be great if you can be at 8:30am.

– OK. Thanks.

 

Una despedida amable y son las 6:55 cuando cuelgo la llamada.

En menos de 3 min, aparecen los datos con las instrucciones: nombre de la escuela, persona de contacto y código postal. Ahora el código es lo importante.

Es aquí, con el bocado de la última tostada, cuando empieza mi desayuno con citymapper. ¡Uff! ¿Qué haría yo sin él?. El codigo postal, que he apuntado, es la clave. Escribo … quiero ir … from home to code. OK. Ahora él se pone en marcha con su radar. Voila… Me indica que es 1 hora lo que tardo mas o menos y costará 3,75 libras. Hoy tengo sólo que hacer un transbordo en el metro, coger después un autobús, y caminar unos cinco minutos hasta llegar a la puerta del cole.

Mi desayuno termina. Me doy los últimos retoques, preparo el bocadillo y me dispongo a salir ya con el tiempo justo rumbo al metro. Son las 7:20.

8:20: Final de mi trayecto en transporte público. Ahora toca caminar con el móvil en la mano, donde vuelvo a mirar las indicaciones de la ruta que me queda. Ya sólo unos minutillos para llegar al colegio y, ahora con suerte, no me toca congelarme de frío si me equivoco.

8:25: Llegada al colegio. Busco Main entrance and reception. Me presento:

– Good morning. My name is Carmen Gómez. I am a supply teacher.

 

Siempre me ha sorprendido estar en una lista. Pero ahí estoy… en el sistema. Una llamada y la persona de contacto ya viene de camino.

Me despido de citymaper y desconecto el smartphone.
Pienso: hoy he tenido suerte.

Y ahora…

¿Qué enseñas?

A la vez que te entregan el horario, te dan el cover, es decir, con lo que puedes cubrir esas horas. La clase preparada y unas instrucciones, que te permite saber por dónde empezar.

Encuentro el aula de la primera hora para cubrir. Mi identificación, que recibí en la entrada, reza VISITOR. Y algunos de los primeros alumnos del grupo que me ven, me reciben con alegría:

– supply!….

que lo dejo como traducción libre: ¡libre!.

La pelea de cómo estar de guardia y ser vigilante de un grupo difícil (aquí usan challenging) con el que se espera tengas unas habilidades (class managemente skills), no es valadí. A veces, existe una patrulla (patrol) 123 (télefono interno) a la que puedes llamar, acompañándolo de su parte respectivo. He de admitir que a veces si el grupo es del año 11 (16 años aprox.) se trata de poner una película o seguir los deberes del día anterior. Nadie espera que des una clase.

Hay muchos grupos diferentes y otras muchas experiencias. En general, se suple a una sóla persona y tiene grupos con la misma asignatura, pero esto no siempre es así. Puede darse que te hayan asignado un horario variopinto. Por lo general, el horario es de 8:30am a 3:15pm, hay horas libres entre medias, tiempo para tomar lunch y hacer breaks en las salas de profesores (teacher’s rooms).

He estado en talleres de diseño, tecnología, geografía, matemáticas, informática, música y un sinfín de otras asignaturas. Incluso quince días dando clases de español. Y pude comprobar que el español inspira temas interesantes. Ay! qué día tan memorable aquel en el que lo de menos fue el condón-lanzadera que prepararon. Esto fue uno de esos días en el que también se puede aplicar una de estas frases memorables:

The mediocre teacher tells. The good teacher explains. The superior teacher demonstrates. The great teacher inspires.

 

¡Esto es inspiración!

Y al final de la jornada …

 

¿Qué puedes esperar?

Cuando hago este mismo relato en directo hay gente que me pregunta:

– ¿cuánto te pagan por este minijob de un día?

En realidad esta es la única pregunta que merece la pena. También es incalculable lo que te aporta en relación a la experiencia de profe en UK. Te puedes hacer una idea de lo que se cuece por aquí para conocer el sistema educativo. Y lo más importante es tener en cuenta que prácticamente no puedes trabajar de profe (pero en serio) si no pasas por aquí.

En fin… lo importante ahora después de este estrés (stress)

– 120 libras diarias pagadas a través de una Umbrella Company.

Hay gente con experiencia que puede llegar a negociar hasta 180 libras. Pero, para mi eso todavía es una panacea. La umbrella company es la forma en que las agencias te pagan y, por evitarte más complicaciones, quizá el primer año es lo que puedes barajar. La umbrella se lleva su porcentaje of course.

Y después de todo ésto…
¿Qué tal otro día de supply?

 

Me llamo Menchu

Escribo sobre experiencias de trabajo y vida en Reino Unido. La newsletter de From Lost to the Támesis es gratis y en ella comparto mucho más de lo que ves aquí en la web. ¡Únete ahora! Me gustaría conocerte ♥ 

You have Successfully Subscribed!

%d bloggers like this: